Fumigaciones con glifosato preocupan en la frontera

Organizaciones exigen que se respete el acuerdo de 2014 y que Colombia informe sus acciones para erradicar los cultivos ilegales y los límites para hacerlo.

Colombia se comprometió con Estados Unidos a reducir a la mitad sus plantaciones de coca hasta el 2023. Esa meta está dentro del llamado Libro Blanco de la Erradicación, el cual contempla, según el ministro de Defensa de ese país, Luis Carlos Villegas, acciones como el reinicio de las fumigaciones con glifosato en zonas donde se encuentran los cultivos ilícitos, especialmente en la frontera con nuestro país.

El 22 de junio pasado, Villegas presentó en Tolima las ventajas de las aspersiones con drones. El Ministro recalcó que con este sistema se erradicarán tres hectáreas diarias con menos riesgos sanitarios y ambientales. El uso de glifosato para combatir los cultivos ilegales no es nuevo. Colombia afrontó tres demandas por las fumigaciones entre  2000 y 2007. Una de ellas la perdió en EE.UU.; la segunda está en trámite en la Corte Interamericana de DD.HH.; mientras que la tercera la planteó Ecuador ante la Corte de La Haya exigiendo una reparación por los daños causados a la población fronteriza.

En 2014, se llegó a un acuerdo para retirar esa demanda. En ese convenio, Colombia reconoció las afectaciones y se colocaron límites donde no se podían realizar las fumigaciones aéreas. Harold Burbano, abogado de Inredh, recordó que Colombia se comprometió a informar los lugares, las fechas y el químico que usará. “El hecho de que se focalicen las fumigaciones con drones minimiza, pero nunca eliminará los peligros del glifosato”, enfatizó Burbano. Inredh y organizaciones de la frontera norte luchan por una reparación para las víctimas de las fumigaciones. En el último censo se detectaron 40.000 familias afectadas, pero solo fueron indemnizadas 3.250 con el dinero del estado colombiano. El resto sigue exigiendo no solo la reparación económica sino planes productivos y desarrollo  social.

Por eso en febrero y marzo pasados se reunieron con funcionarios de Cancillería para exigir la ejecución de políticas de protección en el límite nacional. La noticia del reinicio de las fumigaciones activó sus inquietudes. Está previsto que las organizaciones de la frontera se reúnan  para emitir su posición.

El Ministerio de Relaciones Exteriores no se ha pronunciado. Para el asambleísta de Sucumbíos, Yofre Poma, Ecuador debe prepararse para combatir las consecuencias de las aspersiones. Él recordó que las repercusiones no solo fueron ambientales sino que hubo desplazamientos y conflictos de seguridad, por eso cree que los ojos del país deben estar de nuevo en la frontera norte. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/3/fumigaciones-glifosato-colombia-frontera-ecuador
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *