Trabajadores del sector eléctrico del Ecuador: “No a la privatización disfrazada de concesión”


Exigen al Gobierno que recupere dinero robado de corruptos y cobre deuda a empresarios privados para con esos recursos pagar deudas del Estado

Diferentes organizaciones sindicales, que son parte de la Red Nacional de Trabajadores del Sector Eléctrico del Ecuador (ENLACE), manifestaron que rechazan que el control de los recursos naturales y el sector estratégico de la economía pase al sector privado. “Señor presidente Lenín Moreno, señor Santiago Cuesta, nunca será mejor pasar de dueños de casa a ser arrendatarios. No hay que construir la casa nueva para que una vez terminada otros vivan, la disfruten, le saquen provecho, y luego la entreguen destruida”, señalaron.

“Rechazamos de manera frontal y categórica cualquier intento de privatización disfrazada de concesión, venta, transferencia, sea de las administraciones o de los recursos naturales, y los servicios públicos que el Estado ecuatoriano entrega para bienestar de todos los ecuatorianos”, acotaron.

Los miembros de ENLACE recordaron que la Constituión de la República del Ecuador, aprobada en 2008 en Montecristi, garantiza a todos los ecuatorianos la prohibición de toda forma de privatización de los servicios públicos en el Ecuador.

“Los servicios públicos considerados como estratégicos, petróleo, electricidad, agua potable, telefonía, alcantarillado, entre otros, son parte del patrimonio nacional y propiedad de todos los euatorianos”, dicen.

“El señor Santiago Cuesta es un encuestador afín de los grandes empresarios, ahora asesor del señor presidente de la República, que no conoce la realidad del sector eléctrico del Ecuador, y pretende con sus desafortunadas declaraciones derivar el control de los recursos naturales y el sector estrategico de la economía hacia el sector privado para hacer pingües negocios, que es lo único que les interesa, tratando de retomar la privatización del sector estratégico de la economía disfrazándola de concesión de la administración al sector privado”, agregaron.

Destacaron que se han organizado para impedir que “las empresas eléctricas, sociedades anónimas en proceso de transición a empresas públicas, y las empresas públicas como CNEL EP, CELEG EP, sean privatizadas mediante la figura de la concesión de la administración a empresas privadas”.

Exigen al Gobierno nacional que, “en lugar de privatizar los recursos del país, se profundicen las acciones correspondientes para recuperar el dinero robado de los corruptos, así como el cobro de deuda de los empresarios privados que pretende ser perdonadas en más de 4 mil millones de dólares, así como la pretendida elevación de los combustibles, que al final terminarán por afectar a los más pobres, y poder con estos recursos pagar las deudas del Estado ecuatoriano”.

No descartan movilizarse en las calles para hacer escuchar sus propuestas.

“Los trabajadores libraremos la lucha que corresponda, en todos los escenarios posibles, incluidas las plazas y calles del país para defender lo que es de todos, no solamente las empresas sociedades anónimas y las empresas públicas del sector eléctrico que son patrimonio de los ecuatorianos, sino también en defensa del agua, la minería responsable, el petróleo, y todos los recursos naturales de nuestra patria”.

Resaltan que las empresas públicas de eléctricidad cumplen con las exigencias de la política pública y los organismos de control del sector eléctrico.

“Gran parte de ellas superan los índices de gestión y generan importantes recursos económicos para el Estado, prestan el servicio a las provincias pequeñas que no tienen grandes industrias y grandes consumidores. Cumplen con una función social importante, dotando del servicio a los clientes residenciales, muchos de ellos con subsidio, razón por la que no generan excedentes y no por ello son ineficientes”.

Señalan que no permitirán que en nombre de la crisis se realice una privatización disfrazada de concesión para asumir el control del sector eléctrico.

“Con ello, tal y como ya ha pasado en otros países que han privatizado sus servicios públicos, se eleven las tarifas, se despida masivamente a trabajadores para garantizar en el corto plazo de ganancias de capital y los negocios, y por otro lado, soportar el deterioro de un servicio que hoy cumple con las exigencias y demandas de los ciudadanos”, expresaron.

(FO)

Fuente: Red Nacional de Trabajadores del Sector Eléctrico del Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *